¿Cómo ayudar a los niños y niñas a afrontar sus sentimientos?

Muchos padres se suelen preguntar cómo pueden ayudar a sus hijos a afrontar sus sentimientos que en ocasiones resultan bastante difíciles de manejar. Para ello, en primer lugar debemos entender que existe una relación directa entre lo que siente un niño y cómo se comporta.

Entonces, ¿cómo podríamos ayudarle a sentirse bien? ACEPTANDO SUS SENTIMIENTOS. Parece algo bastante obvio sin embargo muchas veces a lo largo del día esta cuestión se nos escapa.

Veamos el siguiente ejemplo.

En este ejemplo, podemos ver que la madre en este caso no está validando los sentimientos de su hijo, niega lo que siente y cómo vemos en ambos ejemplos esto parece que en lugar de tranquilizar al niño provoca el efecto justo contrario, es decir, que el niño se pone más y más nervioso y acaba o frustrándose o enfadándose.

¿Cómo podríamos ayudar a nuestros hijos e hijas a afrontar sus sentimientos?

Para ello tenemos que ponernos auténticamente en la piel del niño. Supongamos que somos el niño y nos sintiéramos cansados, y supongamos que quisiéramos comunicarlo esos sentimientos al adulto más importante de nuestras vidas.

PRINCIPALES ERRORES QUE SOLEMOS COMETER

I. Negación de los sentimientos: “No entiendo por qué te ha afectado tanto. Es una tontería sentirse así”.

II. Actitud filosófica: “Mira. La vida es así. Las cosas no siempre salen como uno quisiera. Tienes que aprender a tomártelo más con calma”.

III. Un consejo: ¿Sabes lo que deberías hacer? Mañana por la mañana ve al despacho del jefe y dile: “Señor tal, admito que estaba equivocado”. Luego ponte manos a la obra y termina ese trabajo que has descuidado hoy. Y si eres algo listo y quieres conservar tu empleo, procura que no vuelva a sucederte nada parecido”.

VI. Preguntas: ¿Qué urgencias has tenido exactamente para olvidar un encargo especial de tu jefe?, ¿por qué no le has seguido cuando se ha ido de la oficina para explicárselo de nuevo?

V. Lástima¡Oh, pobre! ¡Es horrible! Me das tanta pena que me entran ganas de llorar..

VI. Una actitud vehemente (intento de solidarizarse con los sentimientos de otros): ¡Jolín, qué experiencia tan desagradable! Soportar un ataque como ése delante de terceras personas, sobre todo después de haber tenido un día cargado de tensiones, debe haber sido duro para ti”.

Cuando pasamos una mala situación:

  • Lo último que queremos escuchar son advertencias, consejos, filosofía, etc.
  • La lástima, deprime.
  • Las preguntas suelen ponernos a la defensiva y lo peor es cuando nos dicen que no tenemos porque sentirnos así.
  • Pero, y, ¿si alguien nos escucha verdaderamente, si se conciencian de verdad con nuestro dolorinterior y nos dan la oportunidad de hablar más a fondo de lo que me causa dolor, tristeza…? de alguna manera, empiezo a sentirme mejor, menos dolida, más aliviada y mucho más capaz de hacer frente a mis sentimientos y al problema.

CLAVES PARA AYUDARLES A AFRONTAR SUS SENTIMIENTOS

  1. Escuchar con gran atención.
  2. Reconocer los sentimientos con palabras como «vaya», «ya veo».
  3. Dar nombre a los sentimientos.
  4. Conceder al niño sus deseos en la fantasía.
  1. Escuchar con gran atención. A menudo el silencio solidario es lo único que el niño necesita.

2. Reconocer con la palabra: ¡Vaya!, ¡Ya veo!...

Se puede obtener una gran ayuda con una simple ¡Vaya!, ¡Ya veo!. Las expresiones como éstas, unidas a una actitud positiva, son invitaciones al niño para que explore sus propias ideas y sensaciones.

3. Dar nombre a ese sentimiento.

Los padres no suelen adoptar este tipo de actitud porque temen que, al dar expresión al sentimiento, no harán más que empeorarlo. Lo que ocurre es justamente lo contrario. Cuando escucha las palabras que definen lo que está experimentando, el niño recibe un profundo consuelo. Alguien ha reconocido su vivencia interior.

4. Concederle sus deseos en la fantasía. A veces, que alguien entienda cuánto deseamos algo hace la realidad más llevadera.

Bibliografía:

  • Libro, Cómo hablar para que sus hijos escuchen y escuchar para que sus hijos hablen.

Por Nuria Villarroya Campos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: